La jugoterapia ha ido adquiriendo adeptos, ya que se cree que consumir jugos nos ayuda a estar más sanos, especialmente si están hechos con frutas y verduras crudas y orgánicas. Mediante el consumo de jugos en una dieta conseguiremos desintoxicar, rejuvenecer y devolverle la salud a nuestro cuerpo. ¿Quieres conocer todo sobre la jugoterapia? Entonces, no dudes en seguir leyendo.

Beneficios de la Jugoterapia

Durante la jugoterapia, los órganos encargados de la desintoxicación -piel, pulmones, riñones e hígado- trabajan más rápidamente, por lo que los desechos y las toxinas acumuladas se pueden eliminar sin problemas. Además, da un descanso al sistema digestivo, especialmente si se sigue una dieta desintoxicante junto con los jugos.

Los jugos de frutas y verduras crudas tienen un alto contenido en vitaminas, minerales, oligoelementos, enzimas y azúcares naturales. Todo esto permite que nuestro cuerpo normalice sus funciones, algo así como una especie de “engrase” de la maquinaria, y ayudan en la regeneración celular. Todos los nutrientes son asimilados casi al completo ya que no necesitan prácticamente de una digestión.

Además, ayudan a crear un balance entre la alcalinidad y la acidez de nuestro cuerpo. Esto es especialmente importante si tenemos en cuenta que el exceso de acidez genera la mayoría de las enfermedades. Minerales orgánicos de fácil absorción -potasio, calcio, silicio- restablecen el equilibrio bioquímico y mineral en tejidos y células, previniendo el envejecimiento prematuro. También contienen elementos medicinales, hormonas vegetales y antibióticos.

Frutas y verduras para cada enfermedad

  • Acidez: uvas, naranja, banana, espinaca, zanahoria.
  • Acné: uvas, peras, pasas, tomates, pepino, espinaca, papa.
  • Alergias: albaricoque, uvas, zanahoria, espinaca.
  • Arteriosclerosis: pomelo, piña, limón, apio, zanahoria, espinaca, lechuga.
  • Anemia: albaricoque, banana, frutilla, uva, apio, zanahoria, espinaca.
  • Asma: durazno, limón, piña, zanahoria, apio.
  • Bronquitis: albaricoque, limón, piña, durazno, tomate, cebolla, frutilla, espinaca.
  • Problemas de vejiga: manzana, albaricoque, limón, apio, zanahoria, pepino, perejil, arándano.
  • Gripe: limón, naranja, pomelo, piña, pasas, zanahoria, cebolla, apio, espinaca.
  • Estreñimiento: manzana, banana, pera, uvas, limón, pasas, espinaca, berro.
  • Diabetes: cítricos, zanahoria, apio, lechuga y espinaca.
  • Diarrea: papaya, limón, piña, zanahoria, apio.
  • Eczema: uvas, zanahoria, espinaca, remolacha.
  • Epilepsia: uvas, higos, zanahoria, apio, espinaca.
  • Gota: cerezas, piña, tomate, pepino, zanahoria, apio, espinaca.
  • Hemorroides: limón, naranja, papaya, piña, zanahoria, espinaca, nabo, berro.
  • Dolor de cabeza: uvas, limón, pasas, lechuga, zanahoria.
  • Problemas al corazón: uvas, banana, limón, pasas, pepino, remolacha.
  • Insomnio: manzana, banana, zanahoria, apio, cerezas, lechuga, tomate.
  • Problemas en los riñones: manzana, naranja, limón, pepino, zanahoria, remolacha, perejil.
  • Desórdenes menstruales: uvas, ciruela, cerezas, espinaca, lechuga, nabo.
  • Síntomas de la menopausia: albaricoque, banana, papaya, frutilla, uva, remolacha, tomate.
  • Obesidad: limón, uva, cereza, piña, papaya, tomate, col, lechuga.
  • Problemas de próstata: manzana, albaricoque, limón, apio, arándanos, espárragos, espinaca.
  • Reuma: naranjas, uvas, limón, pomelo, tomate, pepino, remolacha, zanahoria.
  • Varices: uvas, naranja, pasas, tomate, remolacha.

Galeria Trabajo en Campo